Ya no es novedad: Uruguay en DESIGNJUNCTION

Area: Noticias | 05/10/2016 |

Por Agustín Menini - Presidente de la CDU

Por primera vez en su historia, Uruguay tuvo un stand en una de las ferias de diseño más importantes del mundo. Entre los días 22 y 25 de setiembre en la cuidad de Londres durante la pasada Designjunction, seis estudios de diseño de muebles de Uruguay representaron al país en un stand de 15 metros cuadrados donde se exhibieron 16 productos. Esto sería una sorpresa, si no fuera porque en realidad es consecuencia de un trabajo en conjunto que ha llevado muchos meses de planificación.



Ahora, ¿cómo llegan estos estudios a Londres? ¿Porqué ir a una feria de diseño allí y no a otra más importante como por ejemplo la de Milán? ¿Vale la pena ir en grupo o la competencia interna es contraproducente? Si hay algo en lo que el grupo de trabajo de la Sub Mesa de Diseño de Mobiliario de la Cámara de Diseño de Uruguay se destaca es por la continuidad en sus acciones: participar en concursos, organizar exposiciones en Uruguay para mostrar los reconocimientos logrados, organizar acciones comerciales al exterior en conjunto, promocionar los logros del sector, entre otros. Este viaje a Londres no fue una excepción.


La oportunidad surge de una propuesta de uno de los estudios miembros de la CDU que plantea a Uruguay XXI la posibilidad de participar de forma grupal en 3 ferias en Europa: Londres en Setiembre, Estocolmo en Febrero y cerrar la agenda con Milán en Abril. El plan, además de ambicioso, implicaba la participación de la agencia en un ámbito en que no se había movido antes. Todo era nuevo. Aún así la receptividad fue muy positiva y el comité de evaluación de proyectos decidió realizar una prueba con una de las 3 exposiciones: Desinjunction. Participar en Milán hubiese implicado un esfuerzo mucho más grande ya que es la feria donde todos (hablamos del mundo entero) quieren estar. Para destacar allí, hay que hacer los primeros pasos en otro lado previamente.

Uruguay XXI convoca a la CDU para co-organizar el llamado a empresas interesadas, y el mismo es abierto a socios y no socios de la Cámara de diseño. Mientras se cerraba la contratación del espacio con la organización de la feria, se cierra también el llamado con 12 empresas interesadas. La expectativa inicial de Uruguay XXI rondaba las 4 empresas. Desde Londres la organización evalúa las empresas que se presentan y deja fuera solo aquellas cuyo rubro de negocio no está alineado a los intereses de la misma. O sea, todas las empresas de diseño de muebles quedaron seleccionadas, y desde Europa se manifiesta sorpresa por el excelente nivel de diseño de los postulados. 7 empresas quedan habilitadas para exponer sus productos en Londres. Se convoca a estas empresas y una decide bajarse por tema de costos (si, todas las empresas tienen una contraparte importante de su bolsillo para participar). Comienzan los preparativos para la presencia uruguaya en la feria: diseño del stand, hospedaje, gastos relacionados al montaje, envío de productos, gestiones con la embajada en Londres, entre otros. 

Finalmente con todos los detalles cerrados, 8 diseñadores pertenecientes a estas 6 empresas viajan a la capital de Inglaterra unos días antes del inicio de la feria para preparar el stand, realizar el montaje y armar muebles. Andrea Damico de Uruguay XXI viaja un día más tarde y el grupo es invitado a una recepción brindada por el embajador uruguayo en Londres, Fernando López Fabregat. Durante la feria, el stand uruguayo recibe muchas visitas de prensa especializada, retailers y profesionales del sector. Cada una de las empresas participantes de la experiencia arman su agenda, realizan su trabajo particular pero siempre se vuelve al foco principal: el stand es de todos, y todos trabajamos con ese fin común.



La experiencia es increíble de por sí, la ciudad respira diseño. Cada empresa realizará su evaluación y verá si valió la pena o no, si repetiría la experiencia, si cambiaría algo. Como miembro de la directiva de la CDU solo puedo ver un procedimiento que desde cualquier ángulo es un ejemplo, un proceder que busca perpetuarse. Una línea de acción con objetivos a largo plazo donde empresas y organismos conviven de forma saludable, donde las personas realizan las gestiones en las que mejor se desempeñan. Donde la competencia existe y nos empuja a todos hacia un mismo lugar.



Gracias a las empresas que participaron de esta experiencia: Estudio Claro, Estudio Diario, Muar, Sibille, Sámago y Menini Nicola. Y gracias a las personas dentro de las instituciones que trabajaron profesionalmente para lograr todos los objetivos: Andrea Damico e Ignacio Otegui por Uruguay XXI, Natalia Cáceres y Javier Pastorino por la CDU.

Ph: Estudio Claro - Estudio Diario  - Uruguay XXI - Designjunction

Recomendar por mail

 
 

Solicitar más información

Faltan campos marcados
(code is not case-sensitive)